Bienvenido al blog del noroeste de Mesopotamia! Aquí hablamos de todo:
Política, Dios, ciencia y tecnología, fe, Linux, Latex, Fails,etc.
Siéntase libre de comentar los artículos!

sábado, 1 de octubre de 2011

[Epic Fail] ¿Transporte humano o de ganado?

Sin duda el transporte es una de aquellas cosas que no ha sabido desarrollarse en nuestro hermoso país. Si nos alejamos de Santiago, lo que hay son puros cacharros viejos disfrazados de micros, camiones para ganado con asientos que se están cayendo a pedazos, que suenan como matracas viejas, que tienen aire acondisoplado y asientos rechinables, y que realmente NO me explico como pasan los controles en las plantas de revisión técnica. Es más, les puedo decir que una vez viajé en una micro que tenía una gotera en el techo; obviamente ese día llovía. Fuera de Santiago, el pasaje escolar y el servicio en general es un cuento diferente, con precios diferentes, tratos diferentes y obviamente, períodos diferentes.


Si volvemos a Santiago, el transporte es más barato y más nuevo, pero tiene otros problemas. La hora punta y la higiene de los pasajeros. Esto sucede en todos los servicios de transporte de la capital: El transantiago, el Metro, el Metrotren (que de metro no tiene nada), etc.


Anoche intenté tomar el último tren para llegar a casa, sin embargo, estimo que unas 20 personas, entre ellas yo,  se quedaron abajo por 2 razones: La cantidad de gente que había y que tapaba por completo las entradas y la mala distribución de la gente en los pasillos. El problema de todo esto, más allá de la incomodidad (si te pica una rodilla estás frito) y de que alguien levante el brazo y te apunte con un cañon arómatico directamente en la cara, es el peligro que corre la gente dentro de los vagones en caso de una emergencia. Si, porque de acuerdo a mediciones que he realizado con un GPS, el tren corre a unos 145 Km/H. Imaginense un descarrilamiento a esa velocidad y con una inhumana cantidad de personas al interior.


Luego de que me retornaran el boleto decidí tomar el bus y fue básicamente lo mismo, pero esta vez si lo logré tomar. La fila que había para tomar la micro debe haber tenido media cuadra, y después que me logré sentar en el último asiento, nuevamente se convirtió en un camion de ganado. Sin tubos adecuados para afirmarse, la gente arriba debe agarrarse de lo que sea para no caerse. 


Realmente todo esto es un verdadero peligro para los pasajeros y lo peor de todo es que nadie hará nada hasta que ocurra algo grande. Les dejo acontinuación la evidencia.



video




video



Disfrutad
Abrazo!

3 comentarios:

  1. Así es la cosa. El problema es que la gente corre peligro en esas condiciones.

    ResponderEliminar
  2. Las micros que se van por la autopista van super fuerte, llenísimas y los asientos ni siquiera tienen cinturón de seguridad. Obviamente, un peligro para todos los pasajeros en caso de un accidente ¿Será que los dueños de estas empresas tomarán las precauciones necesarias para prestar un servicio bueno y seguro a sus usuarios (que, a todo esto, pagan un ojo de la cara por el pasaje)? Ojalá que sí.

    ResponderEliminar

Ingresa un comentario